¿Reservas de última hora? Llámanos por  ”Whatsapp+44 737 507 6926
Edimburgo ciudad de la literatura

¿Por qué es Edimburgo ciudad de la literatura? Escocia ha sido fuente de inspiración para numerosos escritores desde hace siglos. Todos sus paisajes esconden algo que la hace diferente: las tonalidades violeta de sus campos de enebro a finales de verano, sus lagos con superficies que parecen espejos en los que se ven reflejadas sus montañas, montañas en las que se encuentran numerosos valles por los que pasó más de un personaje que seguro que conocemos, bosques repletos de misterios… 

En este artículo hablaremos de uno de los lugares que mayor importancia tienen a la hora de hablar de literatura: Edimburgo.

No es difícil imaginar por qué Edimburgo es una ciudad que ha sido fuente de inspiración para escritores tan célebres como Sir Arthur Conan Doyle, Robert Louis Stevenson o JK Rowling. Cuando nos damos un paseo por la Old Town de Edimburgo y decidimos perdernos por su red de callejones, llamados close, somos capaces de ver que en cada rincón se esconde una historia que  está esperando a ser contada.

Castillo de Edimburgo, Escocia

Edimburgo, una ciudad de Ilustrados y escritores que han caído rendidos a sus encantos, ha sido declarada Ciudad literaria y de la Literatura por la UNESCO, y la verdad es que a nadie le sorprende.

¿Qué es exactamente ”Ciudad de la Literatura”?

Actualmente, hay 20 ciudades declaradas como “ciudad de la literatura”. Es un programa que tenía como misión “promover el desarrollo social, económico y cultural de ciudades tanto del mundo desarrollado, como del mundo en desarrollo”. La primera ciudad en ser declarada fue Edimburgo en el año 2004, y no fue hasta cuatro años más tarde que se empezaron a declarar otras ciudades, como Iowa, Melbourne, Dublín, Cracovia…

Para ser aprobada como Ciudad de la Literatura, los candidatos tienen que cumplir con una serie de requisitos, como calidad y cantidad editorial en la ciudad, existencia de bibliotecas, centros culturales y librerías que promuevan la literatura, y que dicha literatura juegue un papel importante en la ciudad, entre otros. 

Y la verdad es que no es de extrañar que Edimburgo haya sido la primera en ser proclamada, pues en Edimburgo nacieron y vivieron autores ejemplares como Sir Walter Scott, Irvine Welsh, Robert Burns, Robert Luis Stevenson, Muriel Spark, James Hogg, Sir Arthur Conan Doyle y su amigo Sir James Matthew Barrie, JK Rowling… no todos estos autores son originarios de Edimburgo, pero sí que todos encontraron inspiración aquí para crear obras como Las aventuras de Sherlock Holmes, Trainspotting, Harry Potter… 

Edimburgo ciudad de la literatura

De hecho, en Edimburgo podemos encontrarnos con algunas de las escenas de películas basadas en Edimburgo y rodadas en Edimburgo, como puede ser el caso de la película Trainspotting, basada en la novela de Irvine Welsh del mismo nombre. 

Dentro de los misterios de la ciudad, encontramos nombres de personajes literarios, como el archienemigo de Harry Potter, Lord Voldemort… todo es cuestión de pasear y fijarse en los pequeños detalles, como puede ser uno de los establecimientos más populares de la Milla Real, Deacon Brodie, personaje que inspiró a Robert Louis Stevenson para escribir su famosísima novela Dr. Jekyll and Mr. Hyde.

La magia de las palabras

Pero Edimburgo tiene mucho más que magia. No muy lejos de la ciudad, a tan sólo 12 kilómetros, se encuentra la famosa capilla de Rosslyn, uno de los lugares más misteriosos y con más misticismo de toda Escocia. Visitándola, no sólo podremos aprender una gran cantidad de datos sobre los masones y su misterioso pasado, sino que también podremos visitar el lugar que inspiró a Dan Brown para escribir su novela El código Da Vinci, y donde se rodaron partes de la película del mismo nombre. 

Capilla de Rosslyn, Escocia

Otro de los escritores más célebres de la literatura británica, el poeta William Wordsworth, también encontró inspiración en esta capilla y los lugares que la rodean. Lugares que, por otro lado, motivaron al que probablemente sea el escritor más famoso, reconocido y amado por todos, Sir Walter Scott, para crear sus obras y usar a Escocia no sólo como fondo de sus obras, sino también como un personaje más. Y es por todas sus aportaciones a la literatura y sus contribuciones a lo que conocemos actualmente como pura personalidad escocesa, que cuenta con uno de los monumentos más impresionantes de la ciudad de Edimburgo. Se encuentra en la calle principal de la Nueva Ciudad y es un monumento que no pasa desapercibido. Una torre negra con una escultura del escritor y su perro tallados en mármol de Carrara, la única escultura de la ciudad realizada en este material. 

Monumento Walter Scott, Edimburgo

Como veis, Edimburgo tiene algo que hace que los escritores pongan en marcha sus máquinas de escribir y le saquen brillo a sus estilográficas para dar vida a todos estos personajes tan conocidos y que han marcado la vida de tantas y tantas personas. 

Literatura al alcance de todos

Cumpliendo otro de los requisitos para ser nombrada Ciudad de la Literatura, Edimburgo cuenta con una enorme red de bibliotecas y centros culturales que hacen que la literatura sea accesible a todo el mundo y que literatura de otros países y culturas se popularice entre todos los miembros de la sociedad para crear una multiculturalidad más grande y que las nuevas generaciones aprendan que hay mucho que aprender no sólo de su cultura, sino también de las diferentes culturas que viven en la ciudad. 

La red de bibliotecas de Edimburgo se extiende por todos los barrios de la ciudad y es gratuita para todo el mundo. Hacerse socio no requiere más que rellenar una pequeña solicitud y ello nos da acceso a préstamo de libros, uso de los ordenadores de la biblioteca, wifi… Además, si tomamos prestado un libro en una biblioteca determinada, no tenemos que devolverlo en la misma, sino que se pueden devolver en cualquier biblioteca de la red. 

Encontramos en la Old Town la Biblioteca Nacional, donde podemos hallar una enorme cantidad de manuscritos antiguos, muchas sesiones de lectura y cuentacuentos, una cafetería donde leer y estudiar… 

Y por si todo esto parecía poco, Edimburgo es una ciudad que se vuelca por popularizar y extender la literatura, y lo hace de muchas maneras, siendo una de ellas a través de museos públicos, como el Museo de los Escritores, que se encuentra en uno de los rincones más bonitos y pintorescos de la ciudad. El acceso es gratuito y podemos encontrar una gran cantidad de información sobre la historia de la literatura en Edimburgo y muchos objetos personajes de escritores como Sir Walter Scott, Robert Louis Stevenson o Robert Burns.

Robert Louis Stevenson

 

Si venís a visitar Edimburgo en verano, en el mes de agosto se celebra el Festival Internacional del Libro de Edimburgo, que se celebra todos los años como parte del Festival Internacional de Edimburgo. 

Y si después de tanta visita queréis ir a recuperar fuerzas a alguno de los múltiples restaurantes y cafeterías de Edimburgo, os animamos a que visitéis el Oxford Bar (el pub preferido del detective inspector Rebus, creado por Ian Rankin), el Elephant House (lugar de nacimiento de Harry Potter), o el restaurante Conan Doyle, entre otros muchos. 

Desde luego, Edimburgo es una ciudad que merece ser visitada por todo el mundo, pero los amantes de la literatura definitivamente encontrarán muchas cosas que les llamarán la atención y que les harán desear volver… quién sabe si no para dar vida al siguiente personaje que formará parte de la historia de la capital escocesa.

Síguenos en Twitter

Nuestras excursiones

Booking.com

Últimas publicaciones