¿Reservas de última hora? Llámanos por  ”Whatsapp+44 737 507 6926

La verdad sobre Halloween en Escocia

Halloween

El verano ha terminado y con él también el Festival Internacional de Edimburgo, el Fringe, el Military Tattoo… pero eso no quiere decir que tengamos que esperar todo un año para seguir festejando. Al contrario, el otoño y el invierno están repletos de festividades que aquí en Escocia se celebran con gran fuerza y entusiasmo.

El primero de todos ellos es la famosísima fiesta de Halloween, que todos relacionamos con calabazas, personas disfrazadas, fiestas, etc., pero… ¿de dónde viene esta curiosa celebración?

Los orígenes de Halloween

Halloween tiene lugar cada 31 de octubre por la noche, una noche en la que desde hace siglos se ha creído que los espíritus se presentan con más fuerza que nunca.

Escocia, y sobre todo Edimburgo, se considera una de las zonas con mayor actividad paranormal del mundo y es que en cada castillo, en cada calle, en cada callejuela podemos encontrar algún que otro fantasma con una interesante historia que contar.

Es durante la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre cuando tiene lugar el equinoccio de verano y el solsticio de invierno. Antiguamente esto significaba el final de la cosecha y el comienzo de los días cortos, noches largas y momento en el que hay que prepararse para los fríos meses que se avecinan. En la mayoría de países donde la influencia celta ha sido grande, las noches son muy largas, sobre todo una, en la que se dice que la línea crepuscular es tan fina, que los espíritus pueden atravesar la frontera y reunirse con los vivos en su mundo: la noche de “All Hallows Eve”, la “víspera de todos los santos”, o “Halloween”.

Festival de Samhuinn

El origen de esta festividad proviene de Irlanda y aquí en Escocia se conoce como Festival de Samhuinn, uno de los festivales celtas que se celebran a lo largo del año. En primavera, tiene lugar el festival de Beltane, y en invierno, el de Samhuinn. Celebramos las dos caras de la misma moneda que es el año: luz y oscuridad, fertilidad y aridez, vida y muerte. Todos estos cambios están también relacionados con la naturaleza y la agricultura y es lo que determinaba la vida antiguamente. El hecho de que el año cambie tanto y de manera tan radical creaba sentimientos de superstición ligados a la mitología. 

La cosecha y HalloweenUno de los rituales llevados a cabo durante este “choque de mundos” era encender hogueras y fuegos para lidiar tanto con los espíritus buenos, como con los malvados. Se hacía un acto de purificación, o se intentaba ahuyentar a los malos espíritus. Para pasar desapercibidos a los ojos del mal, la gente se disfrazaba y ponía máscaras, además de realizar pequeñas ofrendas de comida para pedir que el invierno fuera benévolo con ellos. 

Jack-o-lantern

Seguramente, la práctica más común durante Halloween es la de encender velas dentro de calabazas con extrañas expresiones, los famosos Jack-o-lanterns. Como decíamos antes, el origen de Halloween viene de Irlanda y con él, la historia de Jack.

Cuenta la leyenda que Jack era un borracho tacaño con muy mala fama. Tan conocido era este hombre, que incluso el diablo se quería cerciorar de su maldad, por lo que una noche, disfrazado como un hombre normal, se encontró con Jack en el pub y se pusieron a beber juntos. Viendo que su maldad era real, el diablo se delató y le dijo a Jack que venía a llevárselo al infierno para que pagara por sus pecados. Jack accedió, pero le pidió que tomasen una ronda más y el diablo se lo concedió. Sin embargo, a la hora de pagar por las bebidas, ninguno de los dos tenía dinero y Jack retó al diablo para que se transformase en una moneda y así poder pagar al mesero. El diablo cayó en la trampa y Jack, sin dudarlo, la metió en su bolsillo, donde tenía guardado un crucifijo, también robado, y así privó al diablo de sus poderes. Le prometió liberarlo si a cambio el diablo le prometía no llevarse su alma.

Pero lo inevitable tenía que ocurrir: Jack acabaría muriendo y su vida estaba llena de demasiados pecados como para poder ser aceptado en el reino de los cielos… pero tampoco, por petición propia, pudo ser aceptado en el infierno.

Jack estaba condenado a vagar eternamente por el oscuro crepúsculo que separa ambos mundos y en un acto de desesperación le preguntó al diablo cómo haría para poder ver hacia dónde iba. El diablo, mofándose de él, le lanzó una llama que ardería para siempre, que Jack encerró en un nabo hueco y que utilizaría para toda la eternidad a modo de linterna. Así pasó a llamarse Jack of the lantern, Jack el de la linterna.

En Irlanda y en Escocia esta leyenda toma vida cuando los habitantes, en la víspera de todos los santos, tallaban las caras tenebrosas que conocemos actualmente para ponerlas en las ventanas y que los espíritus y el diablo se asustasen y no entrasen en las casas. 

Linterna y calabaza en halloweenHalloween en la actualidad

A día de hoy en Edimburgo se sigue celebrando el festival de Samhuinn, que consiste en una procesión de antorchas en la cual se da la bienvenida al invierno, pero que es más una actuación folklórica y ceremonial que otra cosa. 

Samhuinn en Calton Hill, Edimburgo

Respecto a las celebraciones más populares, son muy conocidas por la repercusión mediática de Halloween, sobre todo en películas, pero esto es lo que se suele hacer:

  • Comer manzanas: Halloween coincide con la época de cosecha de manzanas, por lo que comer manzanas con caramelo es una práctica bastante habitual. Un juego, también relacionado con las manzanas, consiste en poner manzanas en un barreño con agua e intentar atraparlas con la boca, algo más difícil de lo que parece. 

manzanas con caramelo

  • Truco o trato: esta popular práctica también está relacionada con Jack-o-lantern, y es que la leyenda también cuanta que Jack, cuando iba en busca de su lugar donde descansar, pasaba muchas veces por las casas de la gente pidiendo algo de dinero o pidiendo hacer un trato con ellos. Si se negaban, él maldeciría la casa, por lo que siempre se recomendaba acceder a lo que quisiera, sin importar el coste de dicho trato.

Actualmente, esta práctica ha perdido peso espiritual y consiste en niños (y no tan niños) disfrazándose y yendo de casa en casa diciendo el famoso trick or treat  (truco o trato), en el cual van pidiendo dulces y golosinas por las casas. Si no las reciben, suelen hacer pequeñas trastadas como arrojar huevos o espuma de afeitar a la puerta.

Como veis, una fiesta que tiene mucha más historia de la que parece y que hace que en solo unos meses, todos los escaparates y decoraciones de prácticamente cada alojamiento de Escocia se llenen de calabazas, calaveras, manzanas… y que muchos curiosos visiten nuestra ciudad no sólo para disfrutar de esta divertida celebración, sino también para buscar a algún que otro fantasma que, en Edimburgo no nos faltan.

Síguenos en Twitter

Nuestras excursiones

Booking.com

Últimas publicaciones

Este sitio web utiliza cookies. Utilizamos cookies para personalizar contenido y anuncios, proporcionar funciones de redes sociales y analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre cómo usa nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis; pueden combinarlo con lo que han recolectado de usted usando sus servicios. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio. Las cookies son pequeños archivos de texto que pueden ser utilizados por los sitios web para hacer que la experiencia de un usuario sea más eficiente. La ley establece que podemos almacenar cookies en su dispositivo si son estrictamente necesarias para el funcionamiento de este sitio. Para todos los demás tipos de cookies, necesitamos su permiso. Este sitio usa diferentes tipos de cookies. Algunas cookies son colocadas por servicios de terceros que aparecen en nuestras páginas.

Cerrar